Yin yoga que es

Yin yoga que es

Posturas de yin yoga pdf

El Yin yoga es un tipo de yoga pasivo y de ritmo lento que incorpora largas presiones y respiraciones profundas para un estiramiento que llega directamente a las fibras musculares. Diseñado para preparar el cuerpo para la comodidad en la meditación sentada, el Yin yoga es el complemento perfecto para las prácticas más vigorosas basadas en el Yang, como el Vinyasa, el Ashtanga y el Power Yoga.
El yin yoga consiste en una serie de posturas sentadas y en posición supina, que suelen mantenerse durante 3-5 minutos cada vez. Durante estos prolongados periodos de quietud, el yogui experimenta un despertar sensorial de entrega que disuelve la tensión y el estrés residuales. También se sabe que las posturas largas de Yin yoga liberan las emociones reprimidas o almacenadas, haciendo que el yogui se sienta más ligero, más claro y completamente relajado.
El Yin yoga es una práctica excelente para los principiantes. Les da mucho tiempo para descubrir los beneficios únicos de las posturas individuales sin preocuparse por las transiciones complicadas. También es una técnica probada y verdadera para que los yoguis de todos los niveles experimenten una liberación total del cuerpo. Aquellos que se están recuperando de una lesión o que buscan alargar en lugar de fortalecer se sentirán como en casa en una clase de Yin yoga.

Qué son las posturas de yin yoga

El Yin Yoga es un estilo de yoga de ritmo lento como ejercicio, que incorpora principios de la medicina tradicional china, con asanas (posturas) que se mantienen durante períodos más largos que en otros estilos. Para los principiantes, las asanas pueden mantenerse de 45 segundos a dos minutos; los practicantes más avanzados pueden permanecer en una asana durante cinco minutos o más. Las secuencias de posturas están pensadas para estimular los canales del cuerpo sutil conocidos como meridianos en la medicina china y como nadis en el hatha yoga.
Las posturas de Yin Yoga aplican una tensión moderada a los tejidos conectivos del cuerpo -tendones, fascias y ligamentos- con el objetivo de aumentar la circulación en las articulaciones y mejorar la flexibilidad. Se trata de un enfoque más meditativo del yoga, cuyos objetivos son la conciencia del silencio interior y la puesta en evidencia de una cualidad universal e interconectada.
El Yin Yoga fue fundado a finales de la década de 1970 por el experto en artes marciales y profesor de yoga Paulie Zink Yoga taoísta (Tao Yin). El Yin Yoga se enseña en toda América del Norte y Europa, impulsado por sus profesores Paul Grilley y Sarah Powers. Tal y como lo enseñan Grilley y Powers, no pretende ser una práctica completa en sí misma, sino un complemento a formas más activas de yoga y ejercicio. Sin embargo, el enfoque de Zink incluye toda la gama de yoga taoísta, tanto yin como convencional.

El yin yoga tonifica el cuerpo

Gran parte del yoga que se practica en los estudios de Estados Unidos es lo que se conoce como estilos “yang” de yoga: clases vigorosas y de ritmo rápido como el vinyasa, el power y el ashtanga. Pero hay otro estilo igualmente importante que es completamente opuesto: el yin yoga. A continuación, nuestra guía de todo lo relacionado con el yin, desde sus numerosos beneficios para la salud hasta cómo puede practicarlo en casa. Considérelo su curso intensivo de yin yoga, si lo desea.
Sí, hay un montón de beneficios para la salud física de la práctica de yin yoga, pero hay un montón de salud mental, también. A continuación se enumeran algunos de los más populares, desde el estiramiento del tejido conectivo hasta la reducción del estrés y la ansiedad.
Piensa en la fascia como si fuera una envoltura de encogimiento alrededor de tus músculos y huesos. Cuando este tejido conectivo está infrautilizado, se vuelve menos elástico, lo que puede provocar dolores y rigidez. “Si estiras suavemente el tejido conjuntivo manteniendo una postura yin durante mucho tiempo, el cuerpo responderá haciéndolo más largo y fuerte, que es exactamente lo que quieres”, explica Paul Grilley, profesor de yoga.

Yin yoga virtual

El yin yoga es un estilo de yoga de ritmo lento como ejercicio, que incorpora principios de la medicina tradicional china, con asanas (posturas) que se mantienen durante períodos más largos que en otros estilos. Para los principiantes, las asanas pueden mantenerse de 45 segundos a dos minutos; los practicantes más avanzados pueden permanecer en una asana durante cinco minutos o más. Las secuencias de posturas están pensadas para estimular los canales del cuerpo sutil conocidos como meridianos en la medicina china y como nadis en el hatha yoga.
Las posturas de Yin Yoga aplican una tensión moderada a los tejidos conectivos del cuerpo -tendones, fascias y ligamentos- con el objetivo de aumentar la circulación en las articulaciones y mejorar la flexibilidad. Se trata de un enfoque más meditativo del yoga, cuyos objetivos son la conciencia del silencio interior y la puesta en evidencia de una cualidad universal e interconectada.
El Yin Yoga fue fundado a finales de la década de 1970 por el experto en artes marciales y profesor de yoga Paulie Zink Yoga taoísta (Tao Yin). El Yin Yoga se enseña en toda América del Norte y Europa, impulsado por sus profesores Paul Grilley y Sarah Powers. Tal y como lo enseñan Grilley y Powers, no pretende ser una práctica completa en sí misma, sino un complemento a formas más activas de yoga y ejercicio. Sin embargo, el enfoque de Zink incluye toda la gama de yoga taoísta, tanto yin como convencional.