Saludo al sol ay b

Saludo al sol ay b

Sol b

El Surya Namaskar, o Saludo al Sol, es una serie de posturas que calienta, fortalece y alinea todo el cuerpo. Sirve como una herramienta de yoga multiuso, algo así como un martillo que también es una sierra y un destornillador, si se puede imaginar tal cosa.
Esta secuencia podría considerarse la clásica, pero hay tantas variaciones que muchas escuelas modernas lo discutirían. Puedes modificar este Saludo al Sol jugando con su ritmo. Si te mueves rápidamente por la secuencia (pasando a la siguiente postura cada vez que inhalas o exhalas), entrarás en calor bastante rápido. Empieza con 5 ó 6 repeticiones y ve aumentando gradualmente hasta 12 o más, o pon un cronómetro para empezar con 3 minutos y aumentar gradualmente hasta 10 o más.
O prueba a moverte lenta y deliberadamente, y sentirás cómo la secuencia se convierte en una especie de meditación en movimiento. Cuando practiques de esta manera, centra tu conciencia en algún punto de tu cuerpo (como el tercer ojo o el corazón) y rétate a ti mismo para mantenerte concentrado en ese punto durante toda la práctica.

Ver más

Los orígenes precisos del Saludo al Sol son inciertos, pero la secuencia fue popularizada a principios del siglo XX por Bhawanrao Shriniwasrao Pant Pratinidhi, el Rajá de Aundh, y adoptada en el yoga por Krishnamacharya en el Palacio de Mysore, donde las clases de Saludo al Sol, que entonces no se consideraban yoga, se impartían al lado de su yogasala. Los maestros de yoga pioneros enseñados por Krishnamacharya, entre ellos Pattabhi Jois y B. K. S. Iyengar, enseñaron a sus alumnos de todo el mundo las transiciones entre asanas derivadas del Saludo al Sol. Variantes del yoga
Bhawanrao Shriniwasrao Pant Pratinidhi proporcionó esta guía de doble página sobre el Saludo al Sol en la parte posterior de su libro de 1928 El camino de los diez puntos hacia la salud: Surya Namaskars, así como en el cuerpo del texto, indicando que podía retirarse para su uso sin dañar el texto del libro[5][6].
Los orígenes del Saludo al Sol son imprecisos; la tradición india relaciona al santo del siglo XVII Samarth Ramdas con los ejercicios Surya Namaskar, sin definir de qué movimientos se trataba[11]. En la década de 1920, Bhawanrao Shriniwasrao Pant Pratinidhi, el Rajá de Aundh, popularizó y dio nombre a la práctica, describiéndola en su libro de 1928 The Ten-Point Way to Health: Surya Namaskars[5][6][12][13] Se ha afirmado que Pant Pratinidhi la inventó,[14] pero Pant afirmó que ya era una tradición marathi común[15].

Saludo al sol a y b pdf

Resumen del artículoPara hacer el saludo al sol, empieza por ponerte en la postura de la montaña con las manos en posición de oración delante del corazón. A continuación, levanta las manos en forma de saludo hacia arriba y exhala mientras te doblas hacia delante. A continuación, inhala y exhala la columna vertebral en una media flexión hacia delante antes de volver a saltar a la postura del bastón de cuatro extremidades. Desde la postura del bastón, inhala y gira sobre los dedos de los pies hasta llegar a la postura del perro mirando hacia arriba, luego exhala y gira sobre los dedos de los pies de nuevo hasta llegar a la postura del perro mirando hacia abajo antes de volver a la postura de la montaña y la flexión hacia adelante. Para aprender a hacer la versión extendida del saludo al sol, sigue leyendo.
“Como principiante, es muy útil tener una guía paso a paso con instrucciones realmente detalladas en cada etapa. Tener los nombres correctos también ayuda en las clases. Es estupendo que las explicaciones se repitan a lo largo de todo el libro”…” más

Saludo al sol ay b online

Pero eso está muy lejos de su objetivo tradicional. El saludo al sol, conocido como Surya Namaskar en sánscrito, se originó como una forma de oración para dar las gracias por el sol, así como una luz espiritual dentro de nosotros. “Estás saludando al sol exterior por dar vida al planeta, y a tu sol interior por dar conciencia”, dice el profesor de yoga Richard Rosen, autor de Original Yoga: Rediscovering Traditional Practices of Hatha Yoga. Aunque nadie sabe con exactitud cuándo empezó a hacerse el saludo al sol ni cómo era, muchos yoguis afirman que se remonta a miles de años atrás, cuando los antiguos indios cantaban mantras mientras se inclinaban y luego se ponían de pie con los brazos levantados en una postración ritual. Los estudiosos modernos señalan que los comentarios de mediados del siglo XIX sobre el Hatha Yoga Pradipika, el manual de hatha yoga, son la primera referencia a la práctica del Saludo al Sol, pero dicen que las instrucciones escritas no aparecieron en ningún libro hasta principios del siglo XX, época en la que el rajá de Aundh (un antiguo estado de la India) trató de fortalecer a la sociedad física y espiritualmente mediante una serie de asanas. Hoy en día, el Saludo al Sol es omnipresente en las clases de yoga occidentales gracias, en parte, a K. Pattabhi Jois, fundador del Ashtanga Yoga. Su Saludo al Sol A (descrito anteriormente) y el Saludo al Sol B (que se añade a la Postura de la Silla y al Guerrero I) sirven de base para el Ashtanga y la mayoría de las prácticas de vinyasa en Estados Unidos.