Salir de la zona de confort

Salir de la zona de confort

Ensayo para salir de la zona de confort

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste incómodo? ¿Qué sentiste? ¿En qué parte de tu cuerpo lo sentiste? ¿En el pecho? ¿En el estómago? Si tienes claro cómo se manifiesta el malestar en tu cuerpo, te resultará más fácil darte cuenta de cuándo estás fuera de tu zona de confort. Te permite ponerte en situaciones que te hacen sentir un poco incómodo y te abren al crecimiento. – Aaron Levy, Raise The Bar Consulting
Los hábitos de pensamiento que nos restan poder nos mantienen en nuestra zona de confort. Sustituir esos pensamientos por otros que nos den poder nos ayuda a adoptar una nueva perspectiva y pasar a la acción. Repetir el mantra “No tengo miedo” una y otra vez e imaginarte a ti mismo haciendo o logrando con éxito lo que temes puede ayudarte a reprogramar tu hábito de pensamiento desempoderador y a avanzar. – Janet Ioli, Janet Ioli International
Incorpora un nuevo patrón de pensamiento a una respuesta instintiva. Por ejemplo, si suele ofenderse por los comentarios negativos en el trabajo, asocie esos comentarios como consejos constructivos de alguien que le ayuda a mejorar. Cuando sientas que tu respuesta inicial es rechazar, negar o rebatir los comentarios, detente un momento e imagina que esa persona te está entregando un regalo para que alcances tu máximo potencial. – Beth Kuhel, Get Hired, LLC

La ciencia de salir de ti…

Es mucho más fácil permanecer dentro de los límites en los que te sientes cómodo que enfrentarte al miedo de aventurarte más allá de ellos.Pero si te limitas a lo que ya conoces, es probable que estés perdiendo oportunidades profesionales, experiencias vitales y crecimiento personal.¿Quieres salir de tu capullo seguro pero no sabes por dónde empezar? Lo más difícil es dar el primer paso. En el hilo de Quora “¿Cómo puedo salir de mi zona de confort?”, los lectores compartieron algunos de los sencillos pasos que dan cada día para superar sus límites.
1. En teoría, lo único que hay que hacer es dar el primer paso. Será difícil. El primer día de gimnasio es el peor. La primera línea de tu historia es la que más tiempo lleva. Pero a medida que ganas impulso, es más fácil seguir avanzando”. – Deepak Mehta
2. Colóquese en un entorno nuevo “Comience con algunos pequeños cambios que no supongan una amenaza real, como comer en un restaurante diferente en una zona distinta de la ciudad, o asistir a una exposición de arte o a una feria de armas. La idea es situarse en nuevos escenarios en los que uno controla la interacción”. – Barbara Carleton

Tu zona de confort es kil…

No te quedes estancado en el trabajo. Todo el mundo tiene una zona de confort; es ese lugar en el que la familiaridad y la rutina le proporcionan una sensación de seguridad y previsibilidad. En el trabajo, puede ser la posición en la que llevas el tiempo suficiente para conocer y anticipar casi todos los aspectos de tu trabajo: la gente, los retos diarios y cómo resolverlos. Por desgracia, quedarte en tu zona de confort puede hacerte caer en una rutina laboral en la que te pierdes nuevos retos y la posibilidad de crecer. Las investigaciones sugieren que puedes aumentar en gran medida tu productividad, creatividad y capacidad para afrontar el cambio saliendo de tu zona de confort y haciendo cosas que te produzcan una sana ansiedad. Si crees que has caído en la rutina, aquí tienes algunas ideas que te ayudarán a salir de tu zona de confort en el trabajo.
Una de las formas más rápidas de cambiar tu vida laboral es asumir una nueva responsabilidad. El objetivo no es añadir más trabajo a su ya apretada agenda, sino permitir que un nuevo reto rompa su rutina lo suficiente como para que se vea obligado a pensar y actuar de forma diferente a la anterior. Cuando participas en una nueva iniciativa de la empresa, asumes un nuevo proyecto de equipo o te ofreces a formar a tus compañeros en un nuevo proceso, no sólo ayudas a la empresa y a tus compañeros, sino también a ti mismo. En pocas empresas hay escasez de trabajo, por lo que es probable que si levantas la mano para asumir un nuevo proyecto o entrega, éste sea tuyo. Un conjunto adicional de responsabilidades no sólo te desafiará a encontrar nuevas formas de ser productivo, sino que también te proporcionará nuevas oportunidades de trabajar con personas, procesos o tecnología diferentes.

Peligro en la zona de confort: de…

Este artículo ha sido redactado por Arda Ozdemir, MA. Arda Ozdemir es la entrenadora ejecutiva y fundadora de Rise 2 Realize, una organización sin ánimo de lucro en Palo Alto, California, que se dedica a proporcionar una hoja de ruta práctica hacia el pleno potencial de cada uno en su vida y su carrera. Arda es maestra de Reiki, practicante de la Técnica de Libertad Emocional y entrenadora y mentora certificada de HeartMath.
No hay mucho espacio para la aventura y la emoción en tu zona de confort. Para añadir un poco de entusiasmo a tu vida, es importante probar cosas nuevas y, a veces, aterradoras. Estira tus límites. Salir de tu zona de confort puede ser difícil al principio, pero enfrentarte a retos desconocidos puede hacerte más feliz y más pleno a largo plazo. Para convertirte en un profesional de los riesgos, aprende a pensar positivamente sobre la posibilidad de salir de tu zona de confort. Entonces podrás trabajar para que tu nueva actitud se mantenga a largo plazo.
Este artículo ha sido redactado por Arda Ozdemir, MA. Arda Ozdemir es la entrenadora ejecutiva y fundadora de Rise 2 Realize, una organización sin ánimo de lucro de Palo Alto, California, que se dedica a proporcionar una hoja de ruta práctica para alcanzar el pleno potencial de cada uno en su vida y su carrera. Arda es Maestra de Reiki, Practicante de la Técnica de Libertad Emocional y Entrenadora y Mentora certificada de HeartMath. Este artículo ha sido visto 711.770 veces.