Poses de yoga para uno

Poses de yoga para uno

Poses de yoga para uno

Vrikshasana

Durante ese tiempo, se ha utilizado para curar diferentes dolencias físicas, espirituales, emocionales e incluso psicológicas. Además de aumentar la fuerza física y ayudar a mantener el peso, el yoga puede ayudar a estimular el hígado, los riñones y otros órganos para ayudar a mantener una buena salud intestinal, crear mejores hábitos de sueño e incluso mejorar su bienestar mental y emocional.
Beneficios: La Postura de la Montaña es generalmente la posición inicial de todas las posturas de yoga de pie y la primera postura del Saludo al Sol. También se conoce a veces como la postura de descanso y es una gran posición neutral, así como una buena herramienta para mejorar la postura.
Beneficios: Afloja los brazos, los hombros, el cuello y la parte superior de la espalda. La Postura de la Palmera o Saludo hacia arriba es una de las asanas de yoga de estiramiento más básicas y la segunda postura del Saludo al Sol. A menudo se utiliza como calentamiento para aflojar la tensión antes de pasar a asanas más rigurosas.
Beneficios: La tercera postura de un Saludo al Sol básico, la Flexión de pie hacia delante, estira los isquiotibiales y las pantorrillas al tiempo que fortalece los muslos, también puede estimular el hígado y los riñones, lo que puede ayudar a mejorar la digestión.

Vinyāsa

La flexibilidad podría describirse fácilmente como la bendición y la maldición del yoga. Por el lado de la bendición, el aumento de la flexibilidad es un beneficio enorme: promueve el rango de movimiento y la salud de las articulaciones que ayudan a prevenir el dolor de espalda, los daños por uso repetitivo y las lesiones deportivas.
Sin embargo, el yoga es mucho más que flexibilidad. De hecho, las personas que llegan al yoga con mucha flexibilidad deben tener cuidado de no precipitarse en las posturas avanzadas sólo porque pueden hacerlo. A menudo, necesitan trabajar su fuerza para complementar toda esa flexibilidad, construir músculos de apoyo y asegurarse de que están practicando una alineación segura.
El miedo a la flexibilidad o, más concretamente, la falta de flexibilidad, también aleja a mucha gente de la yogasfera (¡maldición!). Es un error común pensar que hay que ser flexible por naturaleza para intentar hacer yoga. Así que vamos a disipar ese mito ahora mismo. Grita esto a los cuatro vientos: El yoga no está reservado para las personas que ya son muy flexibles.
Si tienes las caderas, los isquiotibiales, las pantorrillas, los hombros, lo que sea, el yoga es exactamente lo que necesitas. La flexibilidad no es un requisito previo; es un resultado. La persona que se toca la nariz con las rodillas no gana (en el yoga). La persona que mejora su flexibilidad de forma segura con el tiempo gana (en la vida).

Tadasana

Hay muchas razones para añadir el yoga a tu rutina diaria: Puede mejorar la flexibilidad, ayudar a la digestión, promover un mejor sueño y apoyar la salud mental, entre otros beneficios. Por no hablar de que es un tipo de ejercicio que se puede hacer prácticamente en cualquier lugar. Las posturas de yoga de pie no sólo son una opción conveniente para estirarse y fortalecerse durante el día, sino que también son fantásticas para desarrollar el equilibrio y la estabilidad. Por lo general, estas posturas se mantienen durante un período de tiempo más corto y tienden a ser bastante energizantes. A continuación, hemos recopilado 15 posturas de yoga de pie -con sus nombres en inglés y sánscrito- demostradas por los instructores de yoga Phyllicia Bonanno y Juanina Kocher:

Bhujangas…

Como principiante en el yoga, puede que te sientas abrumado por el número de posturas y sus extraños nombres. Relájate- Estos son los pasos que te pueden ayudar a construir los procesos “lentos y graduales” del yoga y luego rodar en la estera de yoga para el mejor entrenamiento de yoga para principiantes.
Cuanto más practiques el yoga, más conciencia estarás construyendo en tu cuerpo,Lo más importante para un principiante es empezar y luego ser consistente con su práctica, recuerda que la práctica hace el progreso.
A medida que progresas, puedes adoptar posturas más desafiantes, pero es una buena idea mantener las cosas simples cuando estás empezando. Las posturas de yoga para principiantes que se describen aquí son lo suficientemente valiosas como para mantenerte ocupado durante mucho tiempo.
Esta postura le enseña a uno a pararse con majestuosa firmeza como una montaña. La palabra “Tada” significa montaña, de ahí viene su nombre. La Postura de la Montaña es la base de todas las posturas de pie; implica a los principales grupos de músculos y mejora el enfoque y la concentración. La postura de la montaña puede parecer “simplemente estar de pie”, pero hay mucho que hacer.