Mindfulness en la escuela

Mindfulness en la escuela

la enseñanza consciente y la enseñanza…

Una de las mejores maneras de preparar a tus alumnos para una rica carrera escolar es enseñándoles habilidades socio-emocionales. Las actividades de mindfulness son una forma sencilla y divertida de que todos, desde los niños pequeños hasta los estudiantes mayores, aprendan estas habilidades. Arraigada en la espiritualidad oriental y en la investigación psicológica, se ha demostrado que la atención plena transforma nuestro cerebro de forma que se obtienen mejores notas y habilidades de afrontamiento.
Pero los beneficios del mindfulness en las escuelas se extienden también a los educadores. Los profesores estresados a menudo se sienten abrumados e ineficaces en la gestión del aula. Pero al practicar mindfulness, los profesores pueden aprender técnicas de regulación emocional que cambian su forma de ver su trabajo e interactuar con sus alumnos. Tanto su salud psicológica como el ambiente del aula mejoran al practicar mindfulness.
¿Cómo puedes utilizar los beneficios del mindfulness en beneficio de tu centro educativo? Sigue leyendo para saber qué es el mindfulness y cómo cambia la forma en que nuestro cerebro responde a las situaciones de estrés. A continuación, encontrarás consejos para llevar a cabo actividades de mindfulness con tus alumnos y como educador.

mindfulness en la oficina

El Proyecto Mindfulness en las Escuelas (MiSP), creado por profesores de las escuelas más exitosas del país, tiene como objetivo mejorar la vida de los niños marcando una diferencia genuina y positiva en su salud mental y bienestar.
Con una década de experiencia, nuestra organización benéfica es el proveedor más consolidado de formación y programas de mindfulness para escuelas. 350.000 alumnos de primaria y secundaria ya se han beneficiado de nuestro programa, que les ayuda a prosperar académica, social y emocionalmente, y queremos llegar a muchos más.
Los colegios y otros centros educativos confían en nuestro programa porque tratamos la enseñanza del mindfulness con la misma seriedad que cualquier otra asignatura. Nuestros cursos están escritos por profesores, para profesores, y tienen un éxito constante con todo tipo de alumnos, según las pruebas de la investigación y los comentarios abrumadoramente positivos.

ver más

El mindfulness consiste en aprender a dirigir la atención al momento presente sin detenerse en lo que ha ocurrido en el pasado ni preocuparse por el futuro. El mindfulness proporciona muchos beneficios físicos y psicológicos.
El mindfulness consiste en entrenar la atención para poder descansar en el momento presente. Los pensamientos sobre el pasado y el futuro se reconocen sin centrarse necesariamente en ellos. De este modo, se puede evitar quedar atrapado en el pasado o preocuparse por el futuro y, en cambio, se puede experimentar realmente la vida tal y como sucede. La palabra mindfulness puede utilizarse para referirse tanto al estado de atención plena descrito anteriormente como a las prácticas diarias (por ejemplo, la meditación) que ayudan a conseguirlo.
El mindfulness implica prestar atención a ciertos estímulos y no prestar atención a otros. Los siguientes ejercicios pueden utilizarse en el aula para enseñar mindfulness y mostrar a los alumnos cómo puede limitarse nuestra atención a los estímulos y cómo, al redirigir nuestra atención, puede cambiarse nuestra percepción. Cada una de estas imágenes y animaciones puede verse de múltiples maneras. Pidiendo a tus alumnos que centren su atención en diferentes aspectos de las imágenes, podrán ver las cosas desde una perspectiva diferente.

recursos esenciales para la atención plena…

El mindfulness consiste en aprender a dirigir la atención al momento presente, sin detenerse en lo que ha sucedido en el pasado ni preocuparse por el futuro. La atención plena proporciona muchos beneficios físicos y psicológicos.
El mindfulness consiste en entrenar la atención para poder descansar en el momento presente. Los pensamientos sobre el pasado y el futuro se reconocen sin centrarse necesariamente en ellos. De este modo, se puede evitar quedar atrapado en el pasado o preocuparse por el futuro y, en cambio, se puede experimentar realmente la vida tal y como sucede. La palabra mindfulness puede utilizarse para referirse tanto al estado de atención plena descrito anteriormente como a las prácticas diarias (por ejemplo, la meditación) que ayudan a conseguirlo.
El mindfulness implica prestar atención a ciertos estímulos y no prestar atención a otros. Los siguientes ejercicios pueden utilizarse en el aula para enseñar mindfulness y mostrar a los alumnos cómo puede limitarse nuestra atención a los estímulos y cómo, al redirigir nuestra atención, puede cambiarse nuestra percepción. Cada una de estas imágenes y animaciones puede verse de múltiples maneras. Pidiendo a tus alumnos que centren su atención en diferentes aspectos de las imágenes, podrán ver las cosas desde una perspectiva diferente.