Mindfulness en educacion infantil

Mindfulness en educacion infantil

presentación de mindfulness para padres

Cómo el mindfulness mejora el desarrollo infantil tempranoPor Jarred Winn7 de junioCuando una amiga vivía en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), asistía regularmente a clases de mindfulness en un estudio de yoga. Durante la clase, el profesor instruía a los alumnos para que imaginaran la mente como el cielo y cualquier pensamiento que entrara como una nube. “¿A dónde quieres llegar? Le pregunté: “La idea del ejercicio era dejar pasar los pensamientos sin juzgarlos, positivos o negativos”, dijo. “La idea era no dejar que esos pensamientos afectaran a tu comportamiento, sino utilizar esos pensamientos como una fuerza guía para entenderte a ti mismo y el origen de tus emociones. La idea era no dejar que un mal pensamiento afectara a tus acciones, y limitarse a observar”. ¿Qué tiene esto que ver con la educación infantil?
Resulta que todo. En concreto, la atención plena consiste en prestar atención al momento presente sin juzgarlo. Aunque el mindfulness se asocia a menudo con la religión oriental y los rituales de meditación, puede hacerse fácilmente de forma secular e interoperable.Aunque la idea de imaginar tu mente como un cielo parece sencilla, el mindfulness no es tan fácil. Hay múltiples capas para sumergirse en una práctica de mindfulness. Como señalaba el Dr. Seth J. Gillihan en un reciente artículo del blog Psychology Today, la atención plena requiere tiempo y compromiso. Las investigaciones que comento más adelante en el artículo se realizaron a lo largo de meses, no de una sola clase de yoga.Además, el mindfulness puede realizarse de forma poco saludable. Para la persona extremadamente ocupada, como señala el Dr. Gillihan, podría convertirse en otra cosa que tachar de la lista. No debe considerarse como una especie de recado. Es como el café de la mañana para el alma. Es una toma de conciencia de que estás tratando de apresurarte en tu vida. Es una forma de frustrar la vida en modo predeterminado y de impedir que te limites a pasar por el aro. Esa no es forma de vivir. En cambio, la atención plena nos da una visión de la motivación de nuestras acciones y de nuestras fuentes de pensamiento.Lo que dice la investigación

mindfulness de cero a tres años para padres

En cada etapa del desarrollo, la atención plena puede ser una herramienta útil para disminuir la ansiedad y promover la felicidad. La atención plena, una técnica sencilla que hace hincapié en prestar atención al momento presente de forma aceptada y sin juzgar, se ha convertido en una práctica popular en las últimas décadas. Se enseña a los ejecutivos de las empresas, a los deportistas en los vestuarios y, cada vez más, a los niños, tanto en casa como en la escuela.
Hábitos tempranosLos niños están especialmente preparados para beneficiarse de la práctica de mindfulness. Los hábitos que se forman en los primeros años de vida determinan los comportamientos en la edad adulta, y con la atención plena tenemos la oportunidad de dar a nuestros hijos el hábito de ser pacíficos, amables y aceptantes.
“Para los niños, el mindfulness puede ofrecerles alivio de las dificultades que puedan encontrar en la vida”, dice Annaka Harris, una autora que enseña mindfulness a los niños. “También les proporciona la belleza de estar en el momento presente”.
Parte de la razón por la que el mindfulness es tan eficaz para los niños puede explicarse por el modo en que se desarrolla el cerebro. Aunque nuestros cerebros se desarrollan constantemente a lo largo de la vida, las conexiones en los circuitos prefrontales se crean a un ritmo más rápido durante la infancia. Por tanto, el mindfulness, que fomenta habilidades que se controlan en el córtex prefrontal, como la concentración y el control cognitivo, puede tener un impacto especial en el desarrollo de habilidades como la autorregulación, el juicio y la paciencia durante la infancia.

mindfulness para preescolares pdf

El mindfulness es un área de creciente interés en el sector de la primera infancia y se promueve como una forma de reducir el estrés y la ansiedad y de mejorar la salud mental y el bienestar. Un artículo reciente en Kidsmatter destaca algunos de los beneficios especiales del entrenamiento de mindfulness para los niños:
Lo bueno de la práctica del mindfulness es que es sencilla y fácil de incorporar a la vida diaria. Entrevistamos a Grant Rix, Director de Formación y Programas del Mindfulness Education Group, para saber más sobre el mindfulness, las pruebas que lo respaldan y cómo los educadores de la primera infancia pueden incorporar el mindfulness a su rutina diaria.
La atención plena tiene dos aspectos fundamentales: notar lo que está sucediendo ahora con amabilidad y curiosidad. Notar implica fomentar la atención, las habilidades de regulación y el aprendizaje de estrategias para anclarnos en el presente. Utilizar la amabilidad y el interés modera nuestra atención. El objetivo de la atención plena es cultivar las cualidades de la curiosidad, la apertura, la aceptación y el amor al mismo tiempo que aprendemos a regular mejor nuestra capacidad de concentración. El mindfulness puede ayudarnos a estar más tranquilos y presentes en nuestra vida. Es una estrategia de bienestar que puede cambiar nuestra forma de interactuar con nosotros mismos y con el mundo.

mindfulness en las aulas

Miércoles, 4 de septiembre de 2019 Los primeros cinco años de vida son fundamentales para el futuro de un niño. El periodo más crucial de desarrollo rápido del cerebro tiene lugar durante estos primeros años y sienta las bases de la salud, la felicidad, el crecimiento y el bienestar de los niños.
Los primeros cinco años son también el momento en que un niño probablemente pasará por los servicios de educación infantil, lo que significa que los educadores de la infancia pueden tener un impacto significativo. Durante este tiempo, pueden ayudar a empoderar a los niños, dándoles valiosas herramientas para tener éxito en la vida.
La atención plena es la práctica de prestar atención al cuerpo, la mente y los sentimientos en el momento presente.  La práctica de la atención plena puede beneficiar a niños y adultos de todas las edades, ya que nos permite aceptar y reconocer el momento presente tal y como lo experimentamos.
La vida es más ajetreada que nunca y los niños también sienten esta prisa. Entre dejar y recoger a los niños, las guarderías, las actividades, las citas para jugar y el ajetreo general de la vida, los niños pueden sentirse abrumados y les resulta difícil seguir el ritmo.