Mens sana in corpore sano significado

Mens sana in corpore sano significado

Logotipo mens sana in corpore sano

El pasado es un país extranjero; allí hacen las cosas de forma diferente”, escribió L.P. Hartley. Cuando echamos la vista atrás, parece que no tenemos mucho en común con nuestros antepasados desconocidos, pero si escarbamos un poco más, veremos que aún tenemos muchas cosas en común. La antigua Roma ha dejado un largo y variado legado con el que vivimos hoy en día, como las carreteras, la medicina, la ingeniería, la filosofía y la literatura, por nombrar algunas. Algunas ideas son intemporales y responden a arquetipos universales de la experiencia humana con los que todos podemos identificarnos, mientras que otras son propias de su época y parecen brutales o absurdas si se miden con los estándares actuales. La frase “Mens sana in corpore sano”, que suele traducirse como “una mente sana en un cuerpo sano”, fue acuñada por el poeta romano Juvenal, nacido en el año 55. Esta frase me pareció especialmente pertinente en nuestra época moderna de sedentarismo, en la que muchos de nosotros creemos instintivamente que es responsabilidad del Estado o del sistema sanitario curarnos, y que nuestra propia responsabilidad personal se minimiza al máximo. Me atrevería a decir que la antigua Roma fue una de las primeras civilizaciones en sufrir un exceso de indulgencia, ya que las clases dirigentes pasaban toda su vida separadas del trabajo de cualquier tipo gracias a la esclavitud.

Tatuaje mens sana in corpore sano

La mente humana es como un jardín en el que el jardinero, es decir, el hombre, lo cultiva a su gusto o según sus capacidades creativas. Para que la mente esté sana, el templo en el que se encuentra debe ser fuerte y saludable. Así llegamos a un concepto de sinergia entre la mente y el cuerpo, lo que significa que un cuerpo sano es necesario para una mente sana y viceversa. El leitmotiv en este contexto es la salud, un concepto polivalente que debe ser abordado desde una perspectiva holística. La salud no puede ser referida sólo desde la perspectiva biofuncional del organismo sin tener en cuenta la aptitud psíquica cuyo producto complejo es la mente humana.La homeostasis o bienestar del organismo es el objetivo de muchos conceptos de desarrollo físico y mental, y las técnicas para mantener este estado van desde el ejercicio físico hasta complejos conceptos de meditación transpersonal.
Los artículos que se publican en la revista se distribuyen bajo licencia CC BY.  Los usuarios pueden distribuir, remezclar, modificar y construir a partir de nuestros artículos, incluso comercialmente, siempre que se acredite la creación original.

Pronunciación de mens sana in corpore sano

Los comentaristas tradicionales creen que la intención de Juvenal era enseñar a sus conciudadanos romanos que, en general, sus oraciones por cosas como la larga vida están equivocadas. Que los dioses habían dotado al hombre de virtudes que luego enumera por ellas.
Con el paso del tiempo y separada de su contexto, la frase ha llegado a tener diversos significados. Puede interpretarse en el sentido de que sólo una mente sana puede conducir a un cuerpo sano, o igualmente que sólo un cuerpo sano puede producir o mantener una mente sana. Su uso más general es para expresar la jerarquía de necesidades: con la salud física y mental en la raíz.

Mente sana en un cuerpo sano que dijo

si es “sanare” (los infinitivos llevan -are al final, ¿no?), puede significar que el sano/a no es un adjetivo, en realidad, sino sólo una forma de participio pasado o algo similar que se usa en lugar de adjetivos…
Esta frase se suele malinterpretar. Significa “una mente sana en un cuerpo sano”. Sin embargo, el poeta que la escribió pedía a los dioses “mens sana in corpore sano” y no decía que esos dos fueran juntos.
Si es “sanare” (los infinitivos llevan -are al final, ¿no?), puede significar que el sano/a no es un adjetivo, en realidad, sino sólo una forma de participio pasado o algo similar que se usa en lugar de adjetivos…
El latín tenía varios infinitivos, y no estoy seguro de que tuviera un equivalente exacto a lo que nosotros llamamos “participio pasado”. Supongo que lo que sorprende de esta frase es la falta de verbos. Sin embargo, eso no es inusual en los refranes latinos. Era una lengua muy parca, al menos en la forma literaria.
Sanare es el infinitivo del verbo (aunque los verbos latinos se dan normalmente en la primera persona del singular del presente de indicativo) y los participios pasados existen en latín. Este sería sanatus, a, um.