Estiramientos para ganar flexibilidad

Estiramientos para ganar flexibilidad

Flexión de brazos

Objetivos: músculos intrínsecos del pieCómo hacerlo Sentado o tumbado, separa los dedos de los pies todo lo que puedas y relájate. Tiene la opción de flexionar y apuntar el pie mientras realiza este ejercicio para trabajar un poco más la movilidad del tobillo. Repite 10-15 veces con cada pie.
Objetivos: la fascia plantar (el tejido grueso de la parte inferior del pie): Coge una pelota de lacrosse o de golf y coloca la parte central del pie en la parte superior de la pelota. Mantén la posición durante el tiempo que desees. También puedes usar la pelota para masajear cualquier tensión. Para ello, haz rodar el pie hacia delante y hacia atrás sobre la pelota, especialmente en las zonas que te duelen un poco. Repite la operación con el otro pie.
Objetivos: músculo de la pantorrilla y tendón de AquilesCómo hacerlo: Coge una cinta de yoga o una banda de ejercicios y túmbate en el suelo. Mantén la pierna derecha doblada y apoyada en el suelo. Enrolla la banda alrededor de la bola del pie izquierdo y levanta la pierna en el aire. Mantén una ligera flexión de la rodilla izquierda. Flexiona el pie izquierdo y tira de la banda hacia ti hasta que sientas un estiramiento. Repite la operación en el otro lado: Los 10 mejores estiramientos para aliviar el dolor lumbar

Ejercicios de estiramiento con imágenes e instrucciones

Los ejercicios de estiramiento, como los giros de cuello, los estiramientos de gato y los estiramientos de isquiotibiales, pueden ayudar a mejorar la flexibilidad muscular, haciendo que las actividades que requieren flexibilidad, como la jardinería, el baile o el juego con los niños, sean más fáciles para el cuerpo. Si te resulta cada vez más difícil realizar estas actividades, es una buena idea incorporar a tu rutina algunos ejercicios de estiramiento para la flexibilidad.
¿La razón? El ejercicio es antiinflamatorio y ayuda a aflojar los tejidos rígidos sometiéndolos a una serie de estiramientos y fortalecimientos. También ayuda a lubricar las articulaciones y rompe las pequeñas cicatrices que se forman a nivel microscópico en los tejidos blandos (sobre todo si están inflamados) y que contribuyen a la rigidez con la edad”.

Ejercicios de estiramiento para principiantes

¿No puede agacharse y tocarse los dedos de los pies? Puede que pienses que la flexibilidad es algo con lo que se nace: o la tienes o no la tienes. Aunque tu nivel de flexibilidad está relacionado con la genética (no todos podemos ser contorsionistas), te sorprenderá saber que puedes desarrollar la flexibilidad del mismo modo que puedes desarrollar la fuerza, la resistencia o la velocidad.    Al igual que cualquier otra cosa, el desarrollo de la flexibilidad requiere práctica. Requiere tanta constancia como desarrollar los músculos o ponerse en forma para una maratón. Puede que no sea fácil, pero es definitivamente factible, y puedes empezar con estas sencillas maneras de ser más flexible.    Más información: Los mejores ejercicios abdominales para fortalecer el tronco
Realizar estiramientos estáticos puede ser el método más sencillo para mejorar la flexibilidad. Los estiramientos estáticos incluyen todos los ejercicios de flexibilidad que implican mantener un músculo en una posición estirada durante un tiempo considerable, normalmente unos 30 segundos. Esto le permite aislar y estirar profundamente un músculo. Empezar y terminar el día con estiramientos estáticos -sólo de 5 a 10 minutos- puede suponer una gran diferencia en la flexibilidad de los músculos en el día a día.    Algunos de los estiramientos estáticos con los que quizá ya esté familiarizado son:    Algunos estiramientos estáticos avanzados son:

Rutina diaria de estiramientos

Este artículo fue escrito por Eric Christensen, DPT. Eric Christensen es un fisioterapeuta con sede en Chandler, Arizona. Con más de una década de experiencia, Eric trabaja tanto en el campo ortopédico como en el neurológico y se especializa en la prescripción y enyesado ortopédico personalizado, reprogramación vestibular y terapia manual. Él tiene una licenciatura en Ciencias del Ejercicio con un enfoque en la medicina deportiva de la Universidad Estatal de Colorado y un Doctor en Terapia Física de la Universidad de Regis. En la práctica, Eric adopta un enfoque de desarrollo para la rehabilitación utilizando la Evaluación del Movimiento Funcional Selectivo. Utiliza el patrón de movimiento funcional y la terapia manual para devolver a los pacientes a los niveles de función anteriores.
A medida que envejecemos, nuestras articulaciones y músculos se vuelven menos flexibles. Puede notar que su cuerpo se siente rígido por la mañana cuando se despierta de un sueño pesado, que ha desarrollado nuevos dolores en los hombros o la espalda, o que no puede alcanzar los brazos tan alto como solía hacerlo sin dolor. Afortunadamente, hay formas de recuperar la flexibilidad que la mayoría de nosotros disfrutamos de forma natural durante nuestra juventud. La flexibilidad mejora la circulación, la salud muscular y la resistencia[1].