Ejercicios para ganar flexibilidad

Ejercicios para ganar flexibilidad

ejemplos de ejercicios de flexibilidad

Saltar al contenido principalSaltar al pie de páginaAcceder ahoraAcceder ahora10 ejercicios de estiramiento para mejorar la flexibilidadDescubra cómo la implementación de ejercicios de estiramiento en su rutina diaria puede mejorar la flexibilidad y mantener su cuerpo seguro.Por Jeanine DetzLa mayoría de la gente sabe lo que es el estiramiento, pero no lo hace, y eso es un error. “El estiramiento es un componente importante de un estilo de vida saludable y de una rutina de ejercicios”, dice Tom Jones, entrenador personal certificado y atleta de ultra resistencia. “Aumenta la movilidad, favorece la circulación y ayuda a los músculos a recuperar su longitud normal”. Estos beneficios ayudan a explicar por qué está demostrado que los estiramientos mejoran el rendimiento deportivo, pero la flexibilidad no sólo es importante para los atletas.
Estar inactivo o pasar mucho tiempo en una misma posición (como cuando se está sentado frente al ordenador) hace que los tejidos que conectan los músculos se tensen. Con el tiempo, esto afecta a la capacidad de movimiento de los músculos y a la amplitud de las articulaciones, lo que provoca cambios posturales y dolor. Pero los estiramientos pueden contrarrestar esta situación, ayudando a reducir la rigidez, mejorar la postura y disminuir la tensión en las articulaciones.

rutina diaria de estiramientos

No todo el mundo puede tocarse fácilmente los dedos de los pies. Sin embargo, suele ser lo primero que se nos ocurre cuando alguien habla de flexibilidad. En realidad, es bastante infrecuente que la gente pueda tocarse los dedos de los pies. Incluso con estiramientos y una práctica regular.
Pero tanto si puedes tocarte los dedos de los pies como si no, es importante estirar y fortalecer los músculos tensos o débiles para aumentar tu flexibilidad, equilibrio y coordinación.  ¿También quieres mejorar tu metabolismo? Lee este artículo para saber más.
Los rodillos de espuma liberan la tensión, casi como un masaje, pero por desgracia, no es tan relajante. La gente tiende a tener una relación de amor-odio con ellos, pero son una de las herramientas más populares diseñadas para ayudarle a mantener o aumentar su flexibilidad.
Los estudios demuestran que el yoga es eficaz y beneficioso para personas de todas las edades, y algunas personas lo practican hasta los noventa años. El yoga es un gran ejercicio para mantener la flexibilidad, desarrollar los músculos y mejorar la fuerza del núcleo.
Algunas personas se alejan del yoga debido a la rigidez de las piernas, la espalda o las caderas. Para ellos, el yoga acuático puede ser la respuesta, ya que el agua aguanta. Por lo tanto, elimina la presión de las articulaciones. Esto conduce a un menor dolor y a una mayor facilidad a la hora de realizar las actividades diarias normales.

estiramientos

Los ejercicios de estiramiento, como los giros de cuello, los estiramientos de gato y los estiramientos de los isquiotibiales, pueden ayudar a mejorar la flexibilidad muscular, haciendo que las actividades que requieren flexibilidad, como la jardinería, el baile o el juego con los niños, sean más fáciles para el cuerpo. Si le resulta cada vez más difícil realizar estas actividades, es una buena idea incorporar a su rutina algunos ejercicios de estiramiento para la flexibilidad.
¿La razón? El ejercicio es antiinflamatorio y ayuda a aflojar los tejidos rígidos sometiéndolos a una serie de estiramientos y fortalecimientos. También ayuda a lubricar las articulaciones y rompe las pequeñas cicatrices que se forman a nivel microscópico en los tejidos blandos (sobre todo si están inflamados) y que contribuyen a la rigidez con la edad”.

ejercicios de flexibilidad para principiantes

Objetivos: músculos intrínsecos del pieCómo hacerlo: Sentado o tumbado, separa los dedos de los pies todo lo que puedas y relájate. Tiene la opción de flexionar y apuntar el pie mientras realiza este ejercicio para conseguir un trabajo adicional de movilidad del tobillo. Repite 10-15 veces con cada pie.
Objetivos: la fascia plantar (el tejido grueso de la parte inferior del pie): Coge una pelota de lacrosse o de golf y coloca la parte central del pie en la parte superior de la pelota. Mantén la posición durante el tiempo que desees. También puedes usar la pelota para masajear cualquier tensión. Para ello, haz rodar el pie hacia delante y hacia atrás sobre la pelota, especialmente en las zonas que te duelen un poco. Repite la operación con el otro pie.
Objetivos: músculo de la pantorrilla y tendón de AquilesCómo hacerlo: Coge una cinta de yoga o una banda de ejercicios y túmbate en el suelo. Mantén la pierna derecha doblada y apoyada en el suelo. Enrolla la banda alrededor de la bola del pie izquierdo y levanta la pierna en el aire. Mantén una ligera flexión de la rodilla izquierda. Flexiona el pie izquierdo y tira de la banda hacia ti hasta que sientas un estiramiento. Repite la operación en el otro lado: Los 10 mejores estiramientos para aliviar el dolor lumbar