Ejercicios de relajacion para niños de 3 a 4 años

Ejercicios de relajacion para niños de 3 a 4 años

Técnicas de relajación para que los niños duerman

A menudo se piensa que el estrés es una condición de los adultos, pero los niños también pueden experimentar estrés. El estrés en los niños puede ser consecuencia del colegio, los deberes, los amigos, las interrupciones familiares, los cambios de rutina y muchas otras situaciones.
El estrés puede observarse como una reacción física evidente, como el llanto o el dolor de cabeza, o puede ser una reacción emocional o de comportamiento, como la preocupación o la timidez. Las reacciones al estrés pueden variar en función de la edad y la etapa de desarrollo del niño.Si los profesionales de la primera infancia pueden identificar el estrés en los niños pequeños, pueden intervenir con estrategias de alivio del estrés antes de que las pequeñas presiones se conviertan en grandes problemas. Hay varias estrategias que se pueden enseñar a los niños para ayudarles a afrontar el estrés.
Esta es una de las mejores actividades para aliviar el estrés de los niños (¡y también de los adultos!). Los niños pueden participar en un deporte organizado, formar parte de un equipo o simplemente pasar tiempo al aire libre jugando con sus amigos. El ejercicio regular puede ayudar a los niños a sentirse menos estresados, y si los niños tienen un día especialmente estresante, unas horas de juego activo pueden reducir su estrés.

Relajación muscular progresiva para niños

Todo el mundo sabe ahora lo importante que es enseñar a los niños a identificar sus emociones y aprender a expresarlas adecuadamente. Los niños que son capaces de regular sus emociones son más felices y tienen más éxito en la vida.
Está ampliamente aceptado que los ejercicios de respiración son una de las formas más eficaces de ayudar a los niños y a los adultos a calmarse. La respiración se utiliza con frecuencia en el ámbito sanitario para reducir el estrés y la ansiedad. Pero decirle a tu hijo que “respire hondo” en medio de una crisis es poco probable que le calme porque la mayoría de los niños no saben “respirar hondo”. Enseñar a los niños a realizar ejercicios visuales de respiración puede ayudarles a aprender a utilizar la respiración de forma eficaz.

Técnicas para calmar a los niños

Ya sea cuando un niño pequeño abandona la siesta o cuando un padre simplemente necesita un rato de tranquilidad, estas actividades para calmar a los niños son oro. Todas ellas son perfectas para el juego abierto. La mayoría son actividades infantiles de interior y utilizan elementos comunes del hogar. No tienen pantalla y son muy fáciles de preparar.
Cuando mi hija de casi tres años parecía necesitar abandonar su siesta, yo estaba desesperada. Verás, acababa de superar la etapa de dos menores de dos años y estaba agotada. Mi hija menor dormía mal. Y, la hora de la siesta era mi muy necesario tiempo para o dormir con mis dos hijos pequeños. Y si no descansaba, también era el momento que utilizaba para trabajar.
Chelsea me explicó que hay un periodo de transición para algunos niños pequeños en el que no necesitan sus siestas pero son más propensos a las rabietas. Me recomendó que le diera a mi hija una merienda saludable cuando llegara la hora de la siesta y que preparara algunas actividades tranquilas para niños pequeños que pudieran ayudarla a relajarse.
Estas actividades tranquilas para niños pequeños le funcionaron muy bien. Aunque mi hijo menor sigue durmiendo la siesta, utilizo estas actividades cuando está alterado y necesita ayuda para regular sus emociones o cuando necesito trabajar. La primera lista es para que padres e hijos participen juntos. La segunda es perfecta para el juego independiente

Técnicas de relajación pediátrica

Desde el miedo a la oscuridad hasta las presiones del colegio, los compañeros y los exámenes de selectividad, cada niño experimenta sus propios miedos, ansiedades y sentimientos de estrés. Enseña a tus hijos algunas de las técnicas de relajación más eficaces para ayudarles a gestionar su estrés diario. Esto les dará herramientas que pueden beneficiarles durante toda su vida.
Hay muchas técnicas que los niños pueden utilizar para reducir su estrés y relajarse. Dependiendo del niño, algunas pueden funcionar mejor que otras. Intente enseñar a su hijo una o dos de las siguientes técnicas para empezar, y luego vaya añadiendo más a medida que se sienta preparado para probarlas.
El ejercicio es una gran forma de relajación. Caminar, correr, nadar y jugar son ejercicios que gustan a los niños. Sin embargo, no hay que pasar por alto el ejercicio con música. Hay muchos CD y DVD de ejercicios excelentes para todas las edades.
La visualización también se conoce como imagen visual guiada. Esta técnica utiliza la imaginación para frenar el parloteo de la mente y ayudar a liberar los pensamientos negativos y las preocupaciones. Esta técnica puede ser especialmente útil tras la relajación muscular progresiva, que primero relaja los músculos y luego calma la mente. Imaginar un lugar bello y tranquilo es un tipo de visualización que casi cualquier niño puede utilizar para reducir el estrés. La visualización de colores también puede ser útil y es una técnica muy sencilla de enseñar a un niño.