Como sacar la rabia que llevas dentro

Como sacar la rabia que llevas dentro

Cólera reprimida

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La ira es una emoción normal que todo el mundo experimenta de vez en cuando. Hay muchas situaciones que pueden desencadenar sentimientos de ira, que pueden variar en intensidad desde una leve molestia hasta una profunda rabia.
Es cuando la ira se vuelve extrema, incontrolable o crónica cuando puede suponer un problema grave. Puede provocar un estrés que perjudique la salud o incluso afectar a las relaciones con otras personas. Por ello, es importante entender qué puedes hacer cuando te sientes enfadado para controlar tus sentimientos.
Cuando la ira aparece, es fácil dejarse llevar por el calor del momento. El cuerpo suele entrar en un estado conocido como respuesta de lucha o huida, que ayuda a preparar al cuerpo para entrar en acción. Tu ritmo cardíaco aumenta y empiezas a respirar mucho más rápido.

Cómo expresar la ira de forma constructiva

Gestión de la ira: 10 consejos para dominar tu temperamentoMantener tu temperamento bajo control puede ser un reto. Utiliza sencillos consejos para controlar la ira -desde tomarte un tiempo hasta usar frases con “yo”- para mantener el control.Por el personal de Mayo Clinic
¿Se enfada cuando alguien le corta el paso en el tráfico? ¿Se le dispara la presión arterial cuando su hijo se niega a cooperar? La ira es una emoción normal e incluso saludable, pero es importante manejarla de manera positiva. La ira incontrolada puede pasar factura tanto a su salud como a sus relaciones.
En el calor del momento, es fácil decir algo de lo que luego te arrepentirás. Tómate unos momentos para ordenar tus pensamientos antes de decir nada, y permite que los demás implicados en la situación hagan lo mismo.
En cuanto pienses con claridad, expresa tu frustración de forma asertiva pero sin confrontación. Expresa tus preocupaciones y necesidades de forma clara y directa, sin herir a los demás ni tratar de controlarlos.
La actividad física puede ayudar a reducir el estrés que puede hacer que te enfades. Si sientes que tu ira aumenta, sal a dar un paseo rápido o a correr, o pasa algún tiempo haciendo otras actividades físicas agradables.

Formas de liberar la ira y la frustración

Este artículo fue escrito por Trudi Griffin, LPC, MS. Trudi Griffin es una consejera profesional con licencia en Wisconsin especializada en adicciones y salud mental. Ofrece terapia a personas que luchan contra las adicciones, la salud mental y el trauma en entornos de salud comunitarios y en la práctica privada. Recibió su Maestría en Consejería de Salud Mental Clínica de la Universidad de Marquette en 2011.
La ira es una emoción humana natural, y no siempre es negativa. Puede ayudarte a saber cuándo te han hecho daño o cuándo una situación debe cambiar. Es importante aprender a procesar y reaccionar ante la ira.
Los sentimientos frecuentes de ira se han relacionado con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, presión arterial alta, depresión y dificultad para dormir. Esto es especialmente posible si experimentas una ira muy explosiva o tu ira está muy reprimida[1].
Este artículo ha sido redactado por Trudi Griffin, LPC, MS. Trudi Griffin es una consejera profesional con licencia en Wisconsin especializada en adicciones y salud mental. Ofrece terapia a personas que luchan contra las adicciones, la salud mental y el trauma en entornos de salud comunitarios y en la práctica privada. Recibió su Maestría en Consejería de Salud Mental Clínica de la Universidad de Marquette en 2011. Este artículo ha sido visto 1.428.415 veces.

25 formas saludables de expresar la ira

En primer lugar, la ira no es una emoción “mala”. De hecho, puede ayudarte a ser honesto o a defender algo en lo que crees. No hay nada de malo en enfadarse. Lo que importa es la forma en que afrontas y expresas tu enfado.
Si eres capaz de reconocer cuándo empiezas a sentirte enfadado, estarás en condiciones de poner en práctica algunos de nuestros consejos antes de que te pongas muy nervioso o te enfades. Así podrás probar algunas de las estrategias que te proponemos a continuación. Algunas señales de alarma son:
Hay muchas razones por las que puedes estar enfadado. Es una respuesta normal o comprensible en algunas situaciones, como cuando tú u otra persona es tratada injustamente. Sin embargo, si no estás seguro de por qué te has enfadado con alguien, repasa tu día y trata de identificar lo que te ha hecho estallar.
Esto parece bastante básico, pero funciona. Pensar durante 100 segundos en otra cosa que no sea lo que te hace enfadar puede ayudarte a evitar que se te dispare el fusible. Te da la oportunidad de ordenar tus pensamientos antes de hacer cualquier otra cosa.