Como empezar a hacer yoga en casa

Como empezar a hacer yoga en casa

cómo empezar a hacer yoga con sobrepeso

Luchar contra el tráfico para llegar a tiempo a la clase, acordarse de llevar el equipo de yoga, hacerse un hueco para la esterilla entre las multitudes del estudio después del trabajo:  El yoga puede ser a veces una experiencia poco zen.
Empezar a practicar yoga en casa puede suponer un ahorro de tiempo, energía y dinero.  Veinte minutos de yoga en casa suelen ser más beneficiosos que conducir, aparcar y pagar para practicar durante una hora en un estudio.
Aunque la mayoría de los profesores de yoga le aconsejarán que aprenda los fundamentos de las asanas (posturas de yoga) en una clase presencial antes de subirse a la esterilla en casa, “nada sustituye a la práctica en casa”, dice Rodney Yee, veterano del yoga desde hace 25 años. “Escuchar es la práctica del yoga; es muy importante entrar en tu propio cuerpo y pedirle que sea tu maestro. Es un momento en el que puedes encontrar tu propio ritmo. Es donde surge el conocimiento genuino”.
Más allá de las razones para empezar una práctica de yoga en casa, hoy en día hay nuevas formas de empezar una, formas que difuminan las líneas entre presentarse en una clase de yoga en vivo y desplegar una esterilla en tu salón para hacer yoga en casa.

vinyāsa

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos precisos de geolocalización. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El yoga es una práctica popular en todo el mundo que combina la respiración, el movimiento y la meditación. Importado a Estados Unidos desde la India hace más de un siglo, el yoga ha sido alabado durante mucho tiempo por sus beneficios físicos y espirituales.
Las investigaciones demuestran que el yoga puede ayudar a controlar el estrés, aliviar la depresión y la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y aumentar la calidad del sueño.  Además, se ha demostrado que el yoga aumenta la flexibilidad, mejora el equilibrio y la coordinación, reduce el dolor y aumenta la fuerza.
Tomar tu primera clase de yoga puede parecer abrumador, pero no tiene por qué ser intimidante si sabes qué esperar. Una clase típica de yoga dura entre 45 y 90 minutos. Dependiendo del profesor y del estilo, suele comenzar con un centrado centrado en la respiración, pasa a las posturas conocidas como asanas para la mayor parte de la clase y, a veces, termina con una meditación como enfriamiento.

yin yoga

Este artículo fue escrito por Ken Breniman, LCSW, C-IAYT. Ken Breniman es un trabajador social clínico licenciado, terapeuta de yoga certificado y tanatólogo con sede en el área de la bahía de San Francisco. Ken tiene más de 15 años de experiencia proporcionando apoyo clínico y talleres comunitarios utilizando una combinación dinámica de psicoterapia tradicional y terapia de yoga. Se especializa en orientación ecléctica de yoga no confesional, terapia de duelo, recuperación de traumas complejos y desarrollo de habilidades mortales conscientes. Tiene una maestría en trabajo social de la Universidad de Washington en St. Louis y una certificación en tanatología de la Universidad Marian de Fond du Lac. Se certificó con la Asociación Internacional de Terapeutas de Yoga después de completar sus 500 horas de formación en Yoga Tree en San Francisco y Ananda Seva Mission en Santa Rosa, CA.
Practicar yoga es una forma estupenda de aliviar el estrés y estimular la concentración. Por suerte, puedes hacer yoga en tu propia casa sin necesidad de un equipo costoso. Todo lo que necesitas es un espacio tranquilo y relajante para practicar tus posturas y luego puedes empezar tu rutina.

saludo al sol

El yoga es una práctica continua que puede realizarse en una clase o por cuenta propia como entrenamiento en casa. Cuando se practica el yoga en casa, es importante saber qué posturas hacer y cómo hacerlas correctamente.
El yoga se basa en el movimiento consciente, es decir, en hacer ejercicios que ayuden al cuerpo físico y que al mismo tiempo le permitan acceder a un estado de meditación. Debe calmarte, a la vez que energiza tu cuerpo y libera la tensión. Debes tener esto en cuenta cuando empieces a practicar yoga en casa.
Para empezar, tendrás que decidir primero qué tipo de yoga quieres practicar y cómo te gustaría hacerlo. Esto se reduce a elegir el espacio para tu práctica, aprender algunas posturas de yoga (también conocidas como asanas) y asegurarte de que tienes todo lo que necesitas para sacar el máximo provecho del yoga.
Si alguna vez has asistido a una clase de yoga o de ejercicios, habrás descubierto el estrés que supone intentar llegar a tiempo (sobre todo si la clase es especialmente temprana). Al hacer yoga en casa, te quitas este estrés añadido y puedes practicar cuando te convenga.