Como dormir cuando no puedes

Como dormir cuando no puedes

¿por qué no puedo dormir?

Aunque tendemos a mirar el reloj, a dar vueltas en la cama durante horas o a encender la luz y ver la televisión cuando el sueño se nos escapa, hay formas mucho mejores de afrontarlo y de ayudarnos a volver a dormir, dice el experto en sueño de Johns Hopkins Luis F. Buenaver, Ph.D., C.B.S.M. En su lugar, pruebe estos seis consejos para dormir. Pueden ayudarte a volver a dormir esta noche y preparar el camino para un sueño profundo mañana por la noche y después.
Gire el despertador hacia la pared y resista la tentación de consultar la hora en su smartphone. Contar los minutos de sueño perdidos desde que te despiertas en mitad de la noche aumenta el estrés y la ansiedad, lo que podría retrasar tu vuelta al sueño. Además, la exposición a la luz azul y verde del reloj, el teléfono, la tableta o el ordenador puede hacer que te sientas más alerta.
Vaya al baño para vaciar la vejiga si está llena. Asegúrate de que tu dormitorio es fresco y oscuro y que la ropa de cama es la adecuada para que no sientas demasiado calor o frío. (Para conocer más formas de hacer que tu dormitorio sea apto para dormir, haz este recorrido).

No puedo dormir ¿debo quedarme despierto toda la noche?

Levantarse un rato puede ser útil si a veces te cuesta conciliar el sueño o si de vez en cuando te despiertas y no puedes volver a dormirte. Pero no debes hacerlo todas las noches. Si te cuesta conciliar el sueño, lo mejor es entrenar a tu cuerpo para que se relaje con una rutina antes de dormir cada noche. Los médicos lo llaman “buena higiene del sueño”.
Una buena higiene del sueño incluye actividades que indican al cuerpo que es hora de dormir, como acostarse a la misma hora cada noche, apagar la tecnología y mantener la habitación a oscuras. También incluye evitar la cafeína u otros estimulantes durante varias horas antes de acostarse.

La ansiedad de no poder dormir

Con el tiempo, esas noches de falta de sueño (ya sean causadas por un trastorno del sueño o simplemente por no haber programado suficiente tiempo para las ZZZ necesarias) pueden convertirse en un déficit de sueño. Las personas con déficit de sueño son incapaces de concentrarse, estudiar y trabajar eficazmente. También pueden tener problemas emocionales, como la depresión.
No lo notas, por supuesto, pero mientras duermes, tu cerebro sigue activo. Mientras las personas duermen, su cerebro pasa por cinco etapas de sueño. Las etapas 1, 2, 3, 4 y REM (movimiento ocular rápido) conforman un ciclo de sueño. Un ciclo de sueño completo dura entre 90 y 100 minutos. Por lo tanto, durante una noche media de sueño, una persona experimentará unos cuatro o cinco ciclos de sueño.
Las etapas 1 y 2 son períodos de sueño ligero de los que una persona puede despertarse fácilmente. Durante estas etapas, los movimientos oculares se ralentizan y acaban por detenerse, el ritmo cardíaco y respiratorio se reduce y la temperatura corporal disminuye. Las etapas 3 y 4 son etapas de sueño profundo. Es más difícil despertar a alguien durante estas etapas y, cuando se despierta, la persona suele sentirse aturdida y confusa durante unos minutos. Las etapas 3 y 4 son las más refrescantes del sueño: es este tipo de sueño el que deseamos cuando estamos muy cansados.

Qué hacer si no puedes dormir en mitad de la noche

Para los niños, sentirse asustados o preocupados a la hora de acostarse es una de las principales razones para tener problemas para conciliar el sueño. Puede que un niño tenga miedo a la oscuridad o que no le guste estar solo. Si un niño tiene mucha imaginación, puede oír ruidos por la noche y temer lo peor, cuando sólo es el gato de la familia que camina por el pasillo.
A medida que crece, estos temores suelen desaparecer. Hasta que lo hagan, asegúrate de que tu habitación te haga sentir relajado y tranquilo. Mira alrededor de tu habitación desde la cama. ¿Hay cosas que puedas ver desde la cama que te hagan sentir bien? Si no es así, añade algunas. Coloca algunas fotos familiares u otras imágenes que te hagan feliz. Incluso puedes crear un móvil para colgarlo sobre la cama.
¿Has tenido alguna pesadilla últimamente? A veces es difícil conciliar el sueño cuando tienes miedo de tener un sueño aterrador que parece demasiado real. Si el miedo a las pesadillas no te deja dormir, intenta hablar con tu madre o tu padre. A veces, hablar de las pesadillas (e incluso hacer un dibujo de ellas) puede ayudarte a dejar de tenerlas.