Chakras del cuerpo humano

Chakras del cuerpo humano

Chakra del sistema linfático

Los nadis son las vías de las energías vitales y los chakras son los centros de purificación y distribución de las energías vitales en nuestro cuerpo. Cuando el flujo de las energías en los nadis y los procesos de purificación y distribución en los chakras son perfectos, realizamos nuestro verdadero Ser divino. Si hay algún bloqueo o perturbación en los nadis o en los chakras, nos sentimos perturbados y nos alejamos de nuestro verdadero Ser divino.
El propósito de la meditación guiada de 114 chakras, la meditación Om o la meditación Vipassana es mantener estos nadis y chakras puros y limpios para que siempre permanezcamos conectados con nuestro ser divino – la fuente de la energía creativa divina y la energía pura de la felicidad. La falta de flujo de energía en los chakras puede afectar a la salud física, mental, psicológica, emocional y espiritual de un individuo. El Om tiene siete niveles de vibraciones y cada vibración tiene su efecto de purificación en los chakras y en los nadis, y optimizan el flujo de energía.
Muchos buscadores e investigadores espirituales me preguntaron sobre la ciencia exacta y la presencia de los chakras y los nadis en el cuerpo humano.      Para darse cuenta de los nadis y los chakras, se necesita una meditación de conciencia profunda. Para entender la ciencia de los nadis en profundidad, necesitas una comprensión básica de la física cuántica, y del sistema nervioso humano.

Chakra de la médula espinal

Yogi Cameron ha ayudado a miles de personas a aprovechar su lado espiritual, habiendo estudiado Medicina Ayurvédica y Yoga desde 2003. Se certificó en Yoga en el Instituto de Yoga Integral en la ciudad de Nueva York, así como en el Sri Satchidananda Ashram, y estudió Medicina Ayurvédica en Arsha Vidya Peetam en el sur de la India y se formó en la Academia Internacional de Ayurveda en Pune, India. Ha aparecido en ELLE, The New York Times, Wall Street Journal y The London Times, y ha aparecido en The Ellen DeGeneres Show y The Today Show, entre otros.
Los siete chakras son los principales centros energéticos del cuerpo. Probablemente hayas oído hablar a la gente de “desbloquear” sus chakras, lo que se refiere a la idea de que cuando todos nuestros chakras están abiertos, la energía puede correr por ellos libremente, y existe armonía entre el cuerpo físico, la mente y el espíritu. Chakra se traduce como “rueda” en sánscrito, y puedes imaginarlos como ruedas de energía positiva que fluye libremente.
En esta guía para principiantes, presentaremos cómo identificar si alguno de los siete chakras principales está desequilibrado. También resumiremos las características, los elementos y los colores que definen a cada chakra, desde la raíz hasta la coronilla.

Chakras para principiantes

Los chakras (/ˈtʃʌk.rəz, ˈtʃæk-/ CHUK-rəz, CHAK-;[2] sánscrito: चक्र, romanizado: cakra, lit.  ’rueda, círculo’; Pali: cakka) son varios puntos focales utilizados en una variedad de prácticas de meditación antiguas, denominadas colectivamente como Tantra, o las tradiciones esotéricas o internas del hinduismo[3][4][5].
El concepto se encuentra en las primeras tradiciones del hinduismo[6]. Las creencias difieren entre las religiones indias, ya que muchos textos budistas mencionan sistemáticamente cinco chakras, mientras que las fuentes hindúes ofrecen seis o siete. [Los primeros textos sánscritos hablan de ellos como visualizaciones meditativas que combinan flores y mantras y como entidades físicas en el cuerpo[7]. Dentro del kundalini yoga, las técnicas de ejercicios de respiración, visualizaciones, mudras, bandhas, kriyas y mantras se centran en la manipulación del flujo de energía sutil a través de los chakras[6][8].
El sistema de chakras occidental moderno surgió de múltiples fuentes, comenzando en la década de 1880, seguido por el libro de Sir John Woodroffe de 1919 The Serpent Power, y el libro de Charles W. Leadbeater de 1927 The Chakras, que introdujo los siete colores del arco iris para los chakras. Posteriormente se añadieron atributos psicológicos y de otro tipo, así como una amplia gama de supuestas correspondencias con otros sistemas como la alquimia, la astrología, las piedras preciosas, la homeopatía, la Cábala y el Tarot.

Chakra del codo

Los chakras (/ˈtʃʌk.rəz, ˈtʃæk-/ CHUK-rəz, CHAK-;[2] sánscrito: चक्र, romanizado: cakra, lit.  ’rueda, círculo’; Pali: cakka) son varios puntos focales utilizados en una variedad de prácticas de meditación antiguas, denominadas colectivamente como Tantra, o las tradiciones esotéricas o internas del hinduismo[3][4][5].
El concepto se encuentra en las primeras tradiciones del hinduismo[6]. Las creencias difieren entre las religiones indias, ya que muchos textos budistas mencionan sistemáticamente cinco chakras, mientras que las fuentes hindúes ofrecen seis o siete. [Los primeros textos sánscritos hablan de ellos como visualizaciones meditativas que combinan flores y mantras y como entidades físicas en el cuerpo[7]. Dentro del kundalini yoga, las técnicas de ejercicios de respiración, visualizaciones, mudras, bandhas, kriyas y mantras se centran en la manipulación del flujo de energía sutil a través de los chakras[6][8].
El sistema de chakras occidental moderno surgió de múltiples fuentes, comenzando en la década de 1880, seguido por el libro de Sir John Woodroffe de 1919 The Serpent Power, y el libro de Charles W. Leadbeater de 1927 The Chakras, que introdujo los siete colores del arco iris para los chakras. Posteriormente se añadieron atributos psicológicos y de otro tipo, así como una amplia gama de supuestas correspondencias con otros sistemas como la alquimia, la astrología, las piedras preciosas, la homeopatía, la Cábala y el Tarot.