Beneficios del yoga para la espalda

Beneficios del yoga para la espalda

Yoga para el dolor de espalda en personas mayores

El yoga es una forma de ejercicio muy popular y segura. Mucha gente piensa que el yoga es sólo una buena forma de aliviar el estrés y la tensión, pero también puede ayudarle a reducir el dolor de espalda y a mantener una columna vertebral sana. Las posturas de yoga, llamadas asanas, son importantes porque ayudan a estirar y fortalecer importantes músculos de la espalda.
Aunque el yoga no se limita a las posturas -el control de la respiración y la meditación son tan esenciales como las posturas-, este artículo destaca los beneficios de hacer posturas de yoga, incluido el modo en que pueden prevenir el dolor de espalda.
El objetivo de las posturas de yoga no consiste en doblar y forzar el cuerpo en ciertas posiciones, ya que eso podría causar más dolor de espalda. En su lugar, las posturas de yoga le enseñan la alineación adecuada, como mantener una buena postura. También puede volverse más flexible y ser más capaz de mantener el equilibrio.
Cuando hagas las posturas de yoga -puedes hacerlas de pie, sentado o tumbado- debes sentirte cómodo en ellas. Pero antes de llegar a las posturas más avanzadas, tienes que practicar las versiones más fáciles de las posturas.

Yoga para el dolor lumbar y la ciática

La forma de yoga más practicada es el Hatha yoga. El Hatha yoga es una forma física que incorpora una serie de posturas denominadas Asanas, a la vez que se basa en una técnica de respiración, denominada Pranayama. Mediante la adopción de posturas corporales y técnicas de respiración muy básicas y a veces muy complejas, el objetivo del yoga es proporcionar al practicante una serie de beneficios físicos y mentales.
La práctica del Hatha yoga proporciona al practicante un estado mental preparado para la meditación, lo que a su vez reduce el estrés y mejora el estado de ánimo. Estos beneficios mentales desempeñan un papel importante en los beneficios curativos generales del yoga.
En teoría, el yoga ayuda a las personas a concentrar su energía en la respiración y el mantenimiento de la postura. La respiración metódica aumenta el flujo de oxígeno al cerebro y establece un ritmo dentro del cuerpo y la mente. Se dice que esta acción, junto con las posturas y a veces la meditación, disipa el estrés y la ansiedad, por lo que alivia el dolor de espalda causado por factores psicológicos y emocionales.

Yoga para el dolor lumbar y las caderas

El yoga es una forma de ejercicio muy popular y segura. Mucha gente piensa que el yoga es sólo una buena forma de aliviar el estrés y la tensión, pero también puede ayudarle a reducir el dolor de espalda y a mantener una columna vertebral sana. Las posturas de yoga, llamadas asanas, son importantes porque ayudan a estirar y fortalecer importantes músculos de la espalda.
Aunque el yoga no se limita a las posturas -el control de la respiración y la meditación son tan esenciales como las posturas-, este artículo destaca los beneficios de hacer posturas de yoga, incluido el modo en que pueden prevenir el dolor de espalda.
El objetivo de las posturas de yoga no consiste en doblar y forzar el cuerpo en ciertas posiciones, ya que eso podría causar más dolor de espalda. En su lugar, las posturas de yoga le enseñan la alineación adecuada, como mantener una buena postura. También puede volverse más flexible y ser más capaz de mantener el equilibrio.
Cuando hagas las posturas de yoga -puedes hacerlas de pie, sentado o tumbado- debes sentirte cómodo en ellas. Pero antes de llegar a las posturas más avanzadas, tienes que practicar las versiones más fáciles de las posturas.

Dolor de espalda, posturas de yoga a evitar

El yoga es una práctica suave que resulta ideal para mantener la fuerza y la flexibilidad de la espalda. También es una de las herramientas más eficaces para ayudar a reducir el dolor lumbar, la fuente más común de dolor y discapacidad entre los adultos mayores.
El yoga consiste en una serie de posturas y hace hincapié en las técnicas de respiración. Las posturas enseñan a estirar y fortalecer los músculos, lo que ayuda a reducir la tensión muscular, aumentar la flexibilidad y la fuerza, y mejorar el equilibrio y la fortaleza de los huesos.
En el caso del dolor lumbar, el yoga puede ser especialmente útil para los músculos que sostienen la espalda y la columna vertebral, como los músculos paraespinales que ayudan a doblar la columna, los músculos multífidos que estabilizan las vértebras y el transverso abdominal, que también ayuda a estabilizar la columna.
Los beneficios del yoga van más allá de los músculos. Los movimientos lentos y la concentración continua en la respiración adecuada pueden mejorar el aspecto emocional del dolor de espalda al ayudar a reducir el estrés y aliviar la ansiedad y la depresión.